Amor romántico, vacío, fatuo… Estas son las siete formas de amar según el psicólogo Robert Sternberg

Amor romántico, vacío, fatuo… Estas son las siete formas de amar según el psicólogo Robert Sternberg

Según este profesor de la universidad de Yale, todas las relaciones están compuestas por tres elementos: intimidad, pasión y compromiso, lo que se conoce como teoría triangular del amor.

Pareja en la hierba

Pareja en la hierba / PEXELS

Se han escrito ríos de tinta acerca del amor: libros, obras de teatro, películas… es una de las emociones que nos igualan a todos, seas del estatus social que seas. Una de las personas que ha dedicado más tiempo a su análisis, ha sido el psicólogo estadounidense Robert Sternberg, quien en 1986 planteó la llamada teoría triangular del amor.

Este profesor de la universidad de Yale ha realizado numerosas investigaciones a lo largo de su carrera y afirma que el amor está compuesto por tres elementos fundamentales que se manifiestan en cualquier relación de pareja: intimidad, pasión y compromiso. Estos tres elementos representan las esquinas de una pirámide, en la que la intimidad se sitúa en el punto más alto y el compromiso y la pasión a ambos lados en la parte inferior.

Para Sternberg, la intimidad hay que entenderla como aquellos sentimientos dentro de la relación que promueven el acercamiento, la conexión entre las dos personas, la confianza, el vínculo, la amistad y el afecto. La pasión sería el estado de intenso deseo de unión con el otro, y el compromiso sería la decisión de amar a otra persona y el compromiso por mantener ese amor tanto en los buenos como en los malos momentos.

A partir de la combinación de esos tres elementos, Sternberg propone la existencia de siete tipos o formas de amor que vendrían definidos por el peso que tiene cada uno de estos componentes dentro de la relación:

1. Cariño: en esta forma se sitúan las relaciones de amistad, donde se siente un vínculo y una cercanía con la otra persona (intimidad), pero no pasión física ni compromiso a largo plazo como pareja.

2. Encaprichamiento: esto es conocido como amor a primera vista. La pasión juega un papel fundamental en esta forma de amor, pero no hay intimidad ni compromiso. Se trata de relaciones superficiales o también podría identificarse con el inicio de una relación, donde hay deseo pero todavía no ha surgido ni la confianza ni el compromiso.

3. Amor vacío: existe el compromiso por estar juntos, pero la pasión y la intimidad han muerto. No sienten nada uno por el otro, pero hay una sensación de respeto y reciprocidad. Este tipo de amor se da en los matrimonios concertados o en algunas parejas que llevan mucho tiempo.

4. Amor romántico: en este tipo de amor, la pareja está unida emocionalmente y físicamente, pero no existe un compromiso. Este tipo de amor es el que ha inspirado más libros y películas y puede acabar por integrar el compromiso con el tiempo.

5. Amor sociable o de compañía: Se encuentra en relaciones duraderas en las que la pasión se ha ido, pero hay un gran cariño y compromiso. Se trata de un amor más fuerte que el cariño, debido al elemento extra que es el compromiso.

6. Amor fatuo o loco: Se da en relaciones en las que existe mucha pasión, pero no hay intimidad. En este tipo de amor, la pareja siente mucho deseo de estar juntos pero no suelen tener muchas cosas en común.

7. Amor consumado: Sería la forma completa del amor y también es conocida como amor maduro. Sternberg señala que mantener un amor consumado puede ser aún más difícil que llegar a él, ya que mantener la pasión en una relación duradera es complicado con el paso del tiempo.

¿Sabrías identificar qué tipo de amor mantienes con tu pareja?

      Fuente: Mujer Hoy