Hace tiempo que comenzaron los eventos especiales como bodas, bautizos o comuniones. Para estos días, lo ideal es conseguir que la piel está perfecto (o casi). Sin embargo, no siempre es posible porque pueden aparecer de forma inesperada algunas imperfecciones.

¿Pero qué hacer para cubrir esos pequeños granitos que aparecen en días especiales? Normalmente se usa maquillaje para tapar esas imperfecciones, pero no siempre se hace de la mejor forma posible lo que da lugar a parches y, finalmente, un acabado bastante artificial.

A la hora de tapar granitos es importante utilizar el producto adecuado y también la dosis correcta. No hay que tapar la imperfección para que quede pesada o evidente, sino hay que hacerlo de forma bastante sutil y con maquillaje adecuado.

Si tienes dudas sobre esto, hay quien sabe a la perfección como hacerlo de la mejor forma posible y ese es Mario Dedivanovic. Si estás puesta un poco en el mundo de la belleza, sabrás quien es. Es uno de los maquilladores de más renombre y creador de las tendencias de belleza más virales.

Aunque ahora es todo un maquillador de éxito, sus inicios fueron bastante humildes. A comienzos de su carrera comenzó a trabajar como asesor de muestras y perfumes en una de las tiendas de Sephora en Estados Unidos. Fue a partir de este momento cuando se enamoró de su actual profesión.

Gracias a sus trucos y también a su nueva firma de Make up by Mario, este joven es uno de los más queridos en el sector. Ha maquillado a muchísimas celebrities como Paris Hilton o las Kardashians a quienes ha aplicado sus trucos de belleza.

Los tres trucos de Mario Dedivanovic para tapar granitos

Uno de los trucos que aconseja el profesional para tapar granitos y que no queden como parches reside en usar un corrector idóneo. «El primer paso es usar un tono del mismo tono de la piel, explica el maquillador, y usar el corrector sobre la base de maquillaje».

Además, otro truco que aconseja el maquillador es añadir un poco de corrector «directamente sobre el granito con el extremo del aplicado». Luego, aconseja « dejar pasar unos segundos antes de difuminarlo para conseguir una textura ligeramente más densa».

Al final, según el maquillador, el secreto reside en «usar bien la yema de los dedos o bien la brocha F5, para difuminar el corrector, algo que hace siempre a toquecitos, sin arrastrar demasiado el producto. Su objetivo es concentrar la cobertura justo sobre el granito».

FUENTE: MujerHoy